Claves para aprender a nadar

Claves para aprender a nadar

¿QUIERES APRENDER A NADAR?

Vivimos en un mundo, en una sociedad, en una cultura, en donde la velocidad es un bien muy preciado. Queremos todo rápido y fácil. Por eso aprender a nadar resulta a veces frustrante para muchas personas, porque les gustaría que fuera rápido y fácil. Pero no es así. Nadar es muy difícil precisamente para aquellas personas que no tienen paciencia, que no entienden que han de tenerla y que no ven que carecen de ella. Darse cuenta de esto también requiere tiempo.

Para aprender a nadar y, sobre todo, para aprender a ser elegante, eficiente y feliz nadando, necesitas, al menos, tres cosas: tener paciencia, ser realista y responsabilizarte de tu propio aprendizaje.

CLAVES PARA APRENDER A NADAR

Clave #1 para aprender a nadar

TENER PACIENCIA

Vivimos en un mundo, en una sociedad, en una cultura, en donde la velocidad es un bien muy preciado. Queremos todo rápido y fácil. Por eso aprender a nadar resulta a veces frustrante para muchas personas, porque les gustaría que fuera rápido y fácil. Pero no es así. Nadar es muy difícil para aquellas personas que no tienen paciencia, que no entienden que han de tenerla y que no ven que carecen de ella. Darse cuenta de esto también requiere tiempo.

Clave #2 para aprender a nadar

SER REALISTA

No todo el mundo puede ser rápido nadando, del mismo modo que no todo los peces nadan igual de rápido. Cada uno nada a su velocidad. Esa realidad es la primera que habrá que aceptar. Todos tenemos límites, pero eso no significa que tengamos que abandonar nuestro camino de aprendizaje. Al contrario, precisamente en ese camino se nos presenta una gran enseñanza que debemos aprender: que hemos de ser conscientes de quiénes somos, de lo que somos, de cuál es nuestra naturaleza, de cuál es nuestra esencia. Y nadar de acuerdo a ella.

Clave #3 para aprender a nadar

RESPONSABILIZARTE DE TU PROPIO APRENDIZAJE

Un entrenador es responsable de lo que enseña. Pero es el alumno el que es responsable de lo que aprende. Para aprender a nadar, como para aprender cualquier otra cosa, debes responsabilizarte de tu propio aprendizaje, buscar soluciones, salvar los obstáculos, poner todo la carne en el asador. Si pones empeño en aprender, aprenderás. No delegues la responsabilidad en el profesor o en otras personas o causas. Tu aprendizaje depende de ti.

LA CLAVE ESTÁ DENTRO DE TI

Estas tres claves son aspectos psicológicos y son los que más van a marcar la evolución de tu aprendizaje. Si te dedicas solo a buscar recursos fuera de ti (más libros, más cursos, más vídeos, más ejercicios de técnica, más consejos) no encontrarás realmente por qué te puede llegar a resultar tan difícil aprender a nadar. Si no buscas también, y sobre todo, en tu interior, en tu forma de ser, en tu personalidad  andarás perdido durante mucho tiempo. La clave está dentro de ti, siempre lo ha estado. Así que, si eres paciente, realista y te responsabilizas de tu propio aprendizaje podrás aprender a nadar y, además, podrás disfrutar de ese camino de aprendizaje.

¿ NECESITAS AYUDA PARA APRENDER A NADAR?